Teléfonos y Horarios

¡EL SACRO ES IMPORTANTE!

¿CÓMO ESTÁ EL SACRO DE SU BEBÉ?

El sacro es un hueso de forma triangular que se encuentra entre la última vértebra lumbar y el coxis, insertado entre los dos huesos iliacos. Consiste de cinco segmentos vertebrales, que comienzan a fusionarse alrededor de los dieciséis años y terminan como un sólo hueso alrededor de los veintiséis años.

¿CÓMO ESTÁ EL SACRO DE SU BEBÉ

El sacro es uno de los huesos que compone la pared posterior de la cintura pélvica y conecta con los huesos iliácos a través de la articulación sacroiliáca. Además, es naturalmente curveado en forma de “C”, anteriormente cóncava.

Las vértebras sacrales se desarrollan al final del primer mes de crecimiento embriónico. Al nacer, los cinco segmentos del sacro parecen vértebras lumbares e incluso están separados por discos intervertebrales. Más adelante, en nuestro segundo año de vida, comienzan a formarse las alas sacrales a cada lado, dándole al sacro su aspecto peculiar. La fusión de los elementos laterales no comienza hasta alcanzar la pubertad y la unión de los segmentos individuales hasta la segunda década de vida.

Por otro lado, varios de los músculos de la cadera originan en la superficie del sacro y se sirven de este hueso para mover la pierna. Como parte de la cintura pélvica, alberga y protege los órganos abdominopélvicos y en el caso de las mujeres, provee espacio al feto para pasar durante el parto. A su vez, el sacro rodea y protege los nervios de la espalda baja que inervan los músculos de los muslos y las piernas. También, en esta área se encuentran los nervios del sistema nervioso parasimpático, encargado de regir las funciones fisiológicas de digestión, reposo y reproducción.

Es de esperarse que el sacro tenga una función esencial en la biomecánica de nuestra columna vertebral y el funcionamiento de nuestro sistema nervioso y los órganos que conectan con éste. Por tal razón es sumamente importante asegurarse de que esté en su alineación correcta y libre de subluxación. Más aún, es importante cuidar de los segmentos que componen el sacro desde temprana edad para asegurarse que se fusionen de forma idónea. 

Así como en los adultos, la pelvis de los bebés y niños es un área comúnmente subluxada. Sin embargo, en los adultos encontramos el sacro como un solo hueso subluxado de forma posterior y en los niños podemos encontrar a los segmentos independientes subluxados en varias direcciones.

Evaluar y corregir las subluxaciones del sacro en todo paciente, especialmente en los bebés y en los niños, es esencial. En la medida en que los niños aprenden a gatear y a caminar, la probabilidad de subluxaciones pélvicas aumenta. Mantener esta área libre de subluxación puede ayudar a prevenir otros problemas en el resto de la columna vertebral, ya que funciona como su base central.


Buscar



¿CÓMO ESTÁ EL SACRO DE SU BEBÉ


Family Chiropractic - Quiropraxia Familiar Gorostiaga 1664 5º A - Belgrano - Buenos Aires - Argentina
(011) 4779-9121 / (011) 15-5879-4002    www.quiropraxiaba.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne